El 25% de vehículos del servicio público está convertido a GNV

Programa. El proyecto GNL permitirá que otros 5.700 coches sean transformados

La Razón / Jimena Paredes – La Paz

00:00 / 15 de septiembre de 2013

El transporte público en Bolivia llega a 400.681 vehículos aproximadamente y, de esta cantidad, el 25% (100.003) fue convertido aGas Natural Vehicular (GNV) desde 2000 hasta el 10 de septiembre de este año, disminuyendo así el uso de gasolina.

Los datos fueron proporcionados a La Razón por la Entidad Ejecutora de Conversión a Gas Natural Vehicular (EEC-GNV), que informó que a 2012 el parque automotor en Bolivia llegó a 1.082.924 motorizados y que, de esta cantidad, 400.681 pertenecen al sector público y el resto a los privados.

Según la entidad, el número de coches convertidos a GNV desde 2000 al 10 de septiembre de este año llegó a 268.561 vehículos. De este número, 168.558 son privados y 100.003 son públicos.

El director general ejecutivo de la EEC-GNV, Hernán Vega, explicó a este diario que si bien las conversiones a GNV comenzaron  en  2000 en talleres privados o clandestinos, recién en 2010 se oficializaron porque Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) realizó esa tarea. Añadió que en 2011 fue la entidad la que se hizo cargo (ver infografías por años).

“En total, a lo que el Estado ha llegado son a 71.551 conversiones desde 2010 a septiembre de este año”, precisó Vega. Con las conversiones a GVN, añadió, el Gobierno busca el cambio de la matriz energética en los motorizados para que dejen de usar gasolina y diésel oil, y el Estado ahorre en la compra de combustibles.

Aclaró que al momento la entidad realiza conversiones en seis de los nueve departamentos del país, puesto que en Tarija esta tarea se la ejecuta de manera particular por la Gobernación que tiene su propio programa. Mientras, en Pando y Beni aún no existen surtidores para cargar GNV.

Datos a junio de este año dan cuenta de que en el país existen 783 estaciones de servicio. De ese total, 179 proveen de GNV y hay otras 36 que están en proceso de construcción. Los restantes surtidores venden sólo gasolina y diésel.DISTRIBUCIÓN. De los 179 surtidores para cargar GNV, 23 están en el departamento de La Paz (6 de estos se encuentran en la urbe paceña), 74 en Santa Cruz, 57 en Cochabamba, 6 en Oruro, 7 en Chuquisaca, 1 en Potosí y 11 en Tarija.

Para alcanzar a más regiones con gas natural, el 1 de marzo de este año YPFB adjudicó a las empresas españolas Sener Ingeniería y Sistemas y Ros Roca Indox Cryo Energy SL el contrato para la construcción y puesta en marcha de la planta de Gas Natural Licuado (GNL) de Río Grande, en el departamento de Santa Cruz.

En esta planta se transformará el gas natural de estado gaseoso a estado líquido y luego será transportado en cisternas criogénicas a 26 poblaciones del territorio nacional, donde no hay ductos de interconexión con los departamentos productores. En esas zonas habrán estaciones regasificadoras, que luego repartirán gas natural para viviendas y vehículos.

En estas 26 poblaciones se convertirán 5.700 vehículos a GNV y para ello se tiene un plan.

El 19 de septiembre se dará inicio a la construcción de la Planta de GNL, informó el jueves el presidente de YPFB, Carlos Villegas.

Se prohibirá cargar GNV a coches no recalificados

La Entidad Ejecutora de Conversión a Gas Natural Vehicular (EEC-GNV) advirtió que los vehículos cuyos cilindros a GNV no hayan sido recalificados no podrán cargar gasolina.

“Tenemos que cuidar los cilindros  porque si hubiera alguna explosión, iría en desmedro del programa nuestro y de la política del cambio de la matriz energética”, indicó  el director general ejecutivo de la entidad, Hernán Vega.

Con la recalificación, explicó, el cilindro es testeado para ver si está en buenas condiciones, tomando en cuenta que cada uno de estos debe ser revisado cada cinco años, pese a que su vida útil es de 20 años.

Esta tarea es coordina con la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) que, a través de su Programa B-Sisa, identificará a los coches cuyos cilindros tengan más de cinco años, puesto que las conversiones datan de 2000.

El Estado ahorró $us 235 millones en casi 14 años

Choferes se quejan por la falta de surtidores en La Paz y en las provincias alejadasCon la conversión de 268.561 motorizados a Gas Natural Vehicular (GNV) desde 2000 al 10 de septiembre de este año (13 años y nueve meses), el Estado ahorró $us 235,4 millones por los coches que dejaron de usar combustibles que se importan, según los cálculos del Gobierno.

Datos de la Entidad Ejecutora de Conversión a Gas Natural Vehicular (EEC-GNV) indican que con las conversiones realizadas sólo por las entidades gubernamentales desde 2010 hasta el 10 de septiembre de este año, el Estado ahorró $us 64,2 millones (ver infografía en la otra página).

El director general ejecutivo de la EEC-GNV, Hernán Vega, explicó que el propietario de un vehículo a gasolina gasta al año Bs 19.747, en tanto que el dueño de un motorizado convertido a GNV eroga anualmente Bs 9.641. “Esto significa un ahorro de Bs 10.106”.

Añadió que un litro de gasolina cuesta Bs 3,74, en tanto que un metro cúbico de GNV es de Bs 1,66. La diferencia o ahorro es de Bs 2,08.

Este diario consultó a algunos choferes de taxis, micros, minibuses y trufis respecto a cuál es el impacto en su economía con el cambio a GNV. Estos coincidieron en que el ahorro por día está entre Bs 30 y Bs 50 a diferencia de cuando cargaban gasolina como combustible. En la estación de servicio Motoreco, ubicado entre las avenidas Sucre y Tejada Sorzano, el oficial de tránsito que controla el área indicó que debido a la falta de surtidores de GNV en La Paz, en ese punto se registran largas filas para cargar el carburante, en particular entre las 15.00 y las 19.00, horarios en que los transportistas del servicio público vuelven a abastecerse.

En este punto algunos transportistas se quejaron por la falta de surtidores en la ciudad de La Paz, que cuenta sólo con seis surtidores, por lo que a veces deben subir hasta la ciudad de El Alto para aprovisionarse.VIAJES. Felipe Copari, uno de los entrevistados, indicó que para viajar tampoco hay estaciones de GNV, y pasando la tranca de San Roque, que conecta El Alto con el Altiplano, no existen surtidores de este tipo, por lo que deben cargar gasolina para llegar a otros pueblos y así recorrer largas rutas.

Vega indicó que en la ciudad de La Paz el problema de construir más surtidores es la falta de terrenos disponibles, pues el metro cuadrado es muy caro.

“También hay que ver la geografía de esta ciudad, que tiene quebradas”, aseguró y añadió que en las regiones fronterizas con Brasil, como Puerto Suárez y Puerto Quijarro en Santa Cruz, también se habilitó un surtidor en cada pueblo para evitar la salida de combustibles como el diésel y la gasolina especial.

Liberación de tributos

El Decreto Supremo 1598 de 5 de junio de 2013 modifica dos normas similares de 2005 y 2012 para avanzar  en la política del cambio de matriz energética. También prevé la liberación del pago de tributos para la importación de accesorios para motores de GNV y kit de transformación.

Cambio de diésel a GNV

El Programa Nacional de Transformación de Vehículos que usan diésel a GNV arrancará en noviembre de este año convirtiendo a 400 motorizados, y se iniciará con un plan piloto en Santa Cruz.

Con este programa se cambiarán los motores que trabajan con diésel a uno que pueda utilizar GNV como carburante primario, según datos de la entidad.El director general ejecutivo de la EEC-GNV, Hernán Vega, explicó que el Gobierno cubrirá el 50% de los gastos del motor y el otro 50% será cancelado por los transportistas a través de descuentos al momento de comprar GNV en los distintos surtidores. “El pago se cancelará en tres y cinco años”.

Los cilindros y el kit de conversión serán financiados, dijo Vega, quien agregó que los motores viejos se convertirán en chatarra.

De manera paralela a la compra de motores, el Ejecutivo también empleará el sistema de “otolización”, que consiste en hacer algunas transformaciones al motor que usa diésel para que funcione a GNV en un 100%.

El Gobierno busca convertir en 15 años al menos 35.000 motorizados del sector público que hoy usan diésel.

Datos de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), al 13 de septiembre de este año,  dan cuenta de que el precio internacional del litro de diésel llegó a Bs 9,45, mientras que en Bolivia es de Bs 3,72, lo que significa un costo de Bs 5,72 adicionales que el Estado subvenciona cuando comercializa este combustible comprado de otros países.

 

Fuente: http://www.la-razon.com/economia/vehiculos-servicio-publico-convertido-GNV_0_1906609406.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s