Energía nuclear, ¿solución o problema?

el

[Mónica Oblitas Zamora, Los Tiempos, 3/01/2015]

CONTROVERSIA | EL USO DE LA ENERGÍA NUCLEAR ES POLÉMICO. SI BIEN ES UNA ENERGÍA “LIMPIA”, EL FACTOR HUMANO EN SU MANEJO ES DE ALTO RIESGO. BOLIVIA PIENSA CONSTRUIR UNA PLANTA NUCLEAR EN BREVE.

El presidente Evo Morales Ayma ha prometido a la población boliviana que muy pronto el país contará con una planta de energía nuclear con una inversión de 2.000 millones de dólares hasta 2025, cuyo primer reactor nuclear de potencia estará en La Paz.

“La mejor forma de liberarnos es teniendo una energía nuclear con fines pacíficos”, ha dicho el presidente que con este proyecto promete colocar a Bolivia en el centro energético de la región.

El 16 de julio del año pasado, Morales dijo que el presidente ruso Vladímir Putin, había ofrecido a Bolivia un plan integral para el desarrollo de energía nuclear con fines pacíficos. Para esto la Corporación Minera de Bolivia, ha comenzado un estudio de prospección en el noreste del departamento de Santa Cruz, el mismo que permitió descubrir un yacimiento de uranio, un elemento esencial para desarrollar energía nuclear. La inversión provendrá de recursos internos y externos. También se tiene el apoyo de Irán, de Argentina y de Francia, que han desarrollado su propia energía nuclear.

“NO ES LA SOLUCIÓN”

Para el experto Francesco Zaratti la energía nuclear no es una solución para Bolivia. Se afirma en varias aristas como el tema de los residuos nucleares, para ello el Dr. Zaratti hace una analogía simple: El carbón que se quema deja cenizas. ¿Qué se hace con las cenizas? Se las echa al basurero o a la tierra. “En el caso del combustible nuclear las cenizas son también radiactivas, de modo que no se las puede echar libremente sino deben enterrarse en contenedores especiales blindados, ya que su actividad persiste por cientos de años. Esas escorias, además pueden ser reutilizadas para armas nucleares lo que añade un elemento adicional de seguridad de los “basureros nucleares”. Zaratti explica que hoy en día los países están optando para dejar la responsabilidad del manejo de las escorias radiactivas a los países proveedores de la tecnología nuclear.

¿Contamina la energía nuclear? “Si el blindaje es perfecto no hay contaminación del suelo ni del aire por parte de las escorias, pero como la actividad radiactiva dura siglos cualquier accidente puede liberar esas escorias al ambiente. Sin embargo eso no ha sucedido hasta ahora. Ahora bien, en el caso de un escape radiactivo (de escorias o del reactor) la contaminación es básicamente a los seres vivientes (mutaciones y cáncer) a través del aire, del agua y de la cadena alimenticia.”

Para que una planta nuclear sea segura se incluye todos los componentes de la planta, desde el reactor, hasta los circuitos de agua y los eléctricos y los desechos. El protocolo de seguridad de un reactor nuclear y, en general, de una planta es muy estricto y es supervisado por expertos internacionales. Además hay que destacar la necesidad de provisión de ingentes cantidades de agua para el circuito de enfriamiento del reactor. El altiplano boliviano no es precisamente rico en agua, si se excluye el binacional Lago Titicaca.

Otro punto que destaca el experto es que la energía nuclear no es más barata que otros tipos de energías renovables, y en el mejor de los casos puede competir con las demás energías, que son las que de acuerdo a Zaratti deberían ser las impulsadas como una solución a la demanda de energía. “Para el altiplano la energía solar, para las cañadas de ríos andinos la eólica, para regiones ricas en desechos vegetales, la biomasa, para tierra no cultivadas el biodiesel, para las regiones desérticas del sur oeste, la geotérmica, etc.”

Uno de los argumentos más utilizados para el desarrollo de la energía nuclear es que supone una importante reducción del consumo de combustibles fósiles, pero hay que tener en cuenta que la gran parte del consumo de combustibles fósiles proviene del transporte por carretera, de su uso en los motores térmicos (automóviles, etc.), así que el ahorro en combustibles fósiles en la generación de energía eléctrica es proporcionalmente muy bajo.

Además, pese al alto nivel de sofisticación de los sistemas de seguridad de las centrales nucleares, el componente humano siempre tiene repercusión. Ante un imprevisto o en la gestión de un accidente nuclear no se puede garantizar que las decisiones tomadas por los responsables sean las más apropiadas. Dos buenos ejemplos son Chernobyl y en Fukushima.

Los reactores nucleares, una vez construidos, tienen fecha de caducidad. Pasada esta fecha deben desmantelarse, de modo que en los principales países de producción de energía nuclear para mantener constante el número de reactores operativos deberían construirse aproximadamente 80 nuevos reactores nucleares en los próximos diez años.

Debido precisamente a que las centrales nucleares tienen una vida limitada, la inversión para la construcción de una planta nuclear es muy elevada y hay que recuperarla en muy poco tiempo, de modo que esto hace subir el costo de la energía eléctrica generada.

Los reactores nucleares actuales funcionan mediante reacciones nucleares por fisión. Estas reacciones se producen en cadena, de modo que si los sistemas de control fallasen cada vez se producirían más y más reacciones hasta provocar una explosión radioactiva que sería imposible de contener.

Probablemente el inconveniente más alarmante sea el uso que se le puede dar a la energía nuclear en la industria militar. El primer uso que se le dio a la energía nuclear fue para construir dos bombas “atómicas” que se lanzaron sobre Japón durante la Segunda Guerra Mundial. Esta fue la primera y última vez que se utilizó la energía nuclear en un ataque militar. Más tarde, varios países firmaron el Tratado de No Proliferación Nuclear, pero el riesgo de que en el futuro se vuelvan a utilizar armas nucleares siempre existirá.

El director del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Achim Steiner, explicó a Los Tiempos que su visión personal acerca de la energía nuclear es que es una opción pero que no ha conseguido ser lo que se esperaba que fuera, “se ha convertido en una tecnología que algunos países han decidido utilizar porque han tenido un régimen de subsidios públicos muy fuertes que les ha permitido crear un infraestructura que produce electricidad, como en Francia donde el 70% es energía nuclear. Pero hay muchos países que decidieron no seguir este camino, así que no es una tecnología inevitable.”

Para Achim Steiner, la energía nuclear es una tecnología que casi siete décadas después de ser utilizada sigue sin cumplir la promesa económica porque cada planta que se construye acaba siendo más cara, “es una tecnología que ninguna compañía aseguradora va a asegurar y es una tecnología que deja una factura por otros 1.000 años al tener que clausurarlas cuando dejan de funcionar, almacenar los residuos nucleares, y por tanto creando una herencia que 15 generaciones más adelante todavía tendrán que manejar, porque no se quiso pagar dos o tres céntimos más por utilizar otro tipo de tecnología. La energía nuclear se mantendrá con nosotros por un tiempo, pero su futuro basado en la actual tecnología, será cada vez menos porque económicamente no cuadra.”

APLICACIONES DE LA TECNOLOGÍA NUCLEAR

Aunque la tecnología nuclear se utiliza principalmente para la producción de energía eléctrica en las centrales nucleares ésta no es la única utilidad que se le puede dar.

Este tipo de energía aparece en otros aspectos de la vida cotidiana y en el campo científico. Trabajando con diferentes isótopos de un mismo elemento, se puede utilizar la tecnología nuclear para otras aplicaciones en diversos campos, por ello la tecnología nuclear adquiere una gran importancia en el sector industrial concretamente se utiliza en el desarrollo y mejora de los procesos, para las mediciones, la automatización y el control de calidad.

La tecnología nuclear también se utiliza en la fabricación de plásticos y en la esterilización de productos de un solo uso.

En cuanto a las aplicaciones médicas, uno de cada tres pacientes que acuden a un hospital en un país industrializado recibe los beneficios de algún tipo de procedimiento de medicina nuclear. Se emplean radiofármacos, técnicas como la radioterapia para el tratamiento de tumores malignos, la teleterapia para el tratamiento oncológico o la biología radiológica que permite esterilizar productos médicos.

La aplicación de los isótopos a la agricultura ha permitido aumentar la producción agrícola en algunos países menos desarrollados. La tecnología nuclear resulta de gran utilidad en el control de plagas de insectos, en el máximo aprovechamiento de los recursos hídricos, en la mejora de las variedades de cultivo o en el establecimiento de las condiciones necesarias para optimizar la eficacia de los fertilizantes y el agua.

Respecto a la alimentación, las técnicas nucleares juegan un papel fundamental en la conservación de alimentos. La aplicación de los isótopos permite aumentar considerablemente la conservación de los alimentos. Otras aplicaciones de la tecnología nuclear se producen en disciplinas como la hidrología, la minería o la industria espacial.

OTRAS OPCIONES, LAS ENERGÍAS RENOVABLES

La clasificación de las energías renovables depende de los recursos naturales que se aprovechan.

En la Energía Solar se distinguen dos formas de aprovechamiento, la Energía Solar Térmica (cuando la radiación solar produce calor) y la Energía Solar Fotovoltaica (cuando la radiación solar produce electricidad)

En la Energía Eólica los sistemas de energía eólicos utilizan la energía cinética contenida en el viento para producir electricidad mediante los denominados aerogeneradores. Existen dos tipos de instalaciones eólicas: Aisladas, para generar energía eléctrica en lugares remotos para auto-consumo, Es muy común que estas instalaciones vayan combinadas con paneles fotovoltaicos, y los parques eólicos, formados por un conjunto de aerogeneradores, para vender la energía eléctrica generada a la red.

La Energía Minihidráulica es el aprovechamiento de la energía potencial del agua. El agua mueve una turbina cuyo movimiento de rotación es transferido mediante un eje a un generador de electricidad. Existen fundamentalmente dos tipos de centrales hidroeléctricas: Centrales de agua fluyente, que son aquellas que captan una parte del caudal circulante por un río y lo conducen a la central para ser turbinado y generar energía eléctrica. Después, este caudal es devuelto al cauce del río. Y las centrales a pie de presa, que son aquellas situadas aguas abajo de los embalses destinados a usos hidroeléctricos o a otros fines como abastecimiento de agua a poblaciones o riegos. Tienen la ventaja de almacenar la energía (el agua) y poder emplearla en los momentos en los que más se necesite.

Luego está la Energía de la Biomasa, una fuente de energía basada en el aprovechamiento de materias orgánicas de origen vegetal o animal, incluyendo los productos y subproductos resultantes de su transformación. También está la Energía Mareomotriz y de las Olas donde la energía liberada por el agua de mar en sus movimientos de ascenso y descenso de las mareas (flujo y reflujo) se aprovecha en las centrales mareomotrices, haciendo pasar el agua a través de turbinas hidráulicas, y la Energía Geotérmica que es la manifestación de la energía térmica acumulada en rocas o aguas que se encuentran a elevada temperatura en el interior de la tierra.

(Con información de http://www.energia-nuclear.net)

ACCIDENTES NUCLEARES CIVILES

Un accidente nuclear es aquel que emite un determinado nivel de radiación susceptible de perjudicar a la salud pública. Los accidentes nucleares se clasifican entre accidentes e incidentes nucleares según la gravedad. Y se incluyen tanto los accidentes nucleares como los accidentes radiactivos. A pesar de los accidentes nucleares más conocidos se han producido en centrales nucleares también pueden suceder en otros centros en los que se trabaje con energía nuclear, como hospitales o laboratorios de investigación.

Para determinar la gravedad de un accidente se ha definido una Escala Internacional de Sucesos Nucleares (más conocida por sus siglas en inglés INES).

1952 y 1958 – Accidente nuclear en la central nuclear de Chalk River, Canadá. El 12 de diciembre de 1952 en Canadá se produce el primer accidente nuclear serio, en el reactor nuclear NRX de Chalk River. El 24 de mayo de 1958, también en Canadá y en la misma central nuclear de Chalk Rriver sucede otro accidente.

1957 – Accidente nuclear de Mayak, Rusia. Mayak es el nombre con que se conoce un complejo con equipamientos nucleares que se encuentran en Rusia. Es uno de los puntos del planeta con más contaminación por materiales radiactivos, aunque es poco famoso debido a que las autoridades soviéticas intentaron esconder durante 30 años las fugas radiactivas que se han ido produciendo.

1957 – Accidente nuclear en Windscale Pile, Reino Unido. En octubre de 1957, se produce un accidente nuclear en el reactor número uno de Windscale, Cumberland (ahora Sellafield, Cumbria). Este accidente se convirtió en el peor accidente nuclear de la historia del Reino Unido clasificado en el nivel 5 de la escala INES.

1979 – Accidente nuclear en la central nuclear de Three Mile Island, EEUU. En marzo de 1979 la central nuclear de Three Mile Island tuvo un grave accidente nuclear después del primer año de funcionamiento. La mala interpretación de los datos provocó errores muy graves.

1980 – Accidente nuclear en la central nuclear Saint Laurent des Eaux, Francia. El peor accidente nuclear de Francia se produjo en la central nuclear Saint Laurent des Eaux en el río Loire.

1986 – Accidente nuclear de la central nuclear de Chernobyl, Ucrania. En abril de 1986, ocurrió el accidente nuclear más importante de la historia en la central nuclear de Chernobyl por una sucesión de errores humanos en el transcurso de unas pruebas planificadas con anterioridad. Fue clasificado como nivel 7 (“accidente nuclear grave”) en la Escala INES.

1987 – Accidente nuclear en Goiânia, Brasil. En septiembre de 1987 la ciudad de Goiânia en Brasil sufrió un accidente de contaminación radiactiva. Dos hombres robaron un aparato de teleterapia y lo manipularon. Extrajeron una cápsula de cesio de su carcasa de protección lo que lo convirtió en una fuente radiactiva de cesio-137. El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) destacó este accidente nuclear como uno de los peores incidentes radiológicos en el mundo.

1999 – Accidente nuclear en la planta de tratamiento de combustible de uranio de Tokaimura, Japón. En septiembre de 1999, ocurrió el accidente nuclear de la planta de tratamiento de combustible de uranio de Tokaimura, propiedad de la compañía JCO en Tokaimura. Todos los indicios apuntaron a que fue debido a un fallo humano.

2011 – Accidente nuclear en la central nuclear de Fukushima, Japón. En Fukushima, el día 11 de marzo de 2011, se produjo el accidente nuclear más grave de la historia después del accidente nuclear de Chernobyl. Un terremoto de 8,9 grados en la escala Richter cerca de la costa noroeste de Japón y un posterior tsunami afectó gravemente la central nuclear japonesa de Fukushima. (Con datos de The world’s worst nuclear power disasters).

¿QUÉ ES Y CÓMO FUNCIONA LA ENERGÍA NUCLEAR?

La energía nuclear es la energía en el núcleo de un átomo. Los átomos son las partículas más pequeñas en que se puede dividir un material. En el núcleo de cada átomo hay dos tipos de partículas (neutrones y protones) que se mantienen unidas. La energía nuclear es la energía que mantiene unidos neutrones y protones. La energía nuclear se puede utilizar para producir electricidad. Pero primero la energía debe ser liberada. Ésta energía se puede obtener de dos formas: fusión nuclear y fisión nuclear. En la fusión nuclear, la energía se libera cuando los átomos se combinan o se fusionan entre sí para formar un átomo más grande. Así es como el Sol produce energía. En la fisión nuclear, los átomos se separan para formar átomos más pequeños, liberando energía. Las centrales nucleares utilizan la fisión nuclear para producir electricidad. Cuando se produce una de estas dos reacciones físicas (la fisión nuclear o la fusión nuclear) los átomos experimentan una ligera pérdida de masa. Esta masa que se pierde se convierte en una gran cantidad de energía calorífica como descubrió el Albert Einstein con su famosa ecuación E=mc2. Aunque la producción de energía eléctrica es la utilidad más habitual que se le da a la energía nuclear, también se puede aplicar en muchos otros sectores, como en aplicaciones médicas, medioambientales o bélicas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s