La emisión de dióxido de carbono a la atmósfera se estabilizó durante el 2014

[La Vanguardia, 13/03/2015 ]

Por primera vez en 40 años, la economía mundial creció sin necesidad de incrementar las emisiones de CO2 en la producción de energía
Las emisiones a la atmósfera de dióxido de carbono procedente del sector de la producción de energía (centrales térmicas de carbón y similares) se estabilizaron durante el 2014 en relación a los datos del año anterior, según los datos provisionales publicados el 13 de marzo por la Agencia Internacional de Energía (AIE). Sin tener en cuenta los años de grave crisis económica, esta es la primera vez en las últimas cuatro décadas en que en el sector energético no aumentan las emisiones de este gas de efecto invernadero, vinculado con el cambio climático.
Los datos de 2014, “me dan aún más esperanza de que la humanidad será capaz de trabajar en conjunto para combatir el cambio climático, la amenaza más importante al que nos enfrentamos en la actualidad”, ha afirmado Fatih Birol, economista jefe de la AIE y futuro director ejecutivo de este organismo autónomo de la OCDE.
Los datos provisionales de la AIE indican que la emisión mundial de dióxido de carbono se situó en 32.300 millones de toneladas en 2014, una cifra similar a la del año anterior. “Los datos preliminares indican que los esfuerzos para mitigar el cambio climático pueden estar teniendo un efecto sobre emisiones más pronunciado de lo que se había pensado”, afirma la AIE en una nota oficial.
Cambios positivos en la China y países de la OCDE
La agencia internacional atribuye el parón en el crecimiento de las emisiones a cambio de los patrones de consumo de energía en China y los países de la OCDE. Así en China se incrementó en 2014 la generación de electricidad a partir de fuentes renovables, como la energía hidráulica, solar y eólica, y menos por la combustión de carbón. En las economías de la OCDE, los recientes esfuerzos para promover un crecimiento más sostenible -incluyendo una mayor eficiencia energética y la energía renovable más- están produciendo el efecto deseado de disociar el crecimiento económico de las emisiones de gases de efecto invernadero.
“Nos encontramos antes una noticia positiva y muy importante que debe proporciona un impulso muy necesario a los negociadores que se preparan para forjar un acuerdo climático mundial en París en diciembre de este año: por primera vez hemos visto que se puede tener crecimiento económico sin necesidad de aumentar las emisiones de gases de efecto invernadero”, según ha destacado Fatih Birol.
En los 40 años en los que la AIE ha estado recogiendo datos sobre las emisiones de dióxido de carbono, sólo había habido hasta ahora tres momentos en los que la generación de este tipo de gases no creció en relación con el año anterior, y todos estaban asociados con la debilidad económica mundial: a principios de 1980; 1992 y 2009. En 2014, sin embargo, la economía mundial creció un 3% mientras que el dióxido de carbono no aumentaba en el sector de la generación de energía.
Los datos oficiales de la AIE sobre energía y clima serán presentados el próximo 15 de junio en Londres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s