Inminente aceleración del calentamiento global- Un artículo de Dirk Hoffmann

[ www.cambioclimatico-bolivia.org/Dirk Hoffmann/ 23/03/ 2015]

Este artículo fue publicado en Klimablog, para revisar más publicaciones del blog ingresa a: http://www.cambioclimatico-bolivia.org/

La tasa del aumento de la temperatura global está a punto de despegar en la década siguiente, señalan los autores de un nuevo estudio climático publicado a comienzos del mes en la revista científica nature climate change.

Según la investigación “Aceleración a corto plazo de la tasa de cambio de temperatura” (Near-term acceleration in the rate of temperatura change), el aumento de la temperatura global promedio llegaría a 0,25 °C per década antes de la mitad del siglo XX.

Foto1230315.jpg

El gráfico de Smith et al. (2015) mostrando la tasa de aumento de temperatura per década para las diferentes regiones del globo.

En el artículo “Aceleración a corto plazo de la tasa de cambio de temperatura” (Near-term acceleration in the rate of temperatura change), publicado en la revista “nature climate change” el 9 de marzo del año en curso, los investigadores Steven Smith y colegas presentan proyecciones de modelos climáticos para el aumento de temperatura per década hasta 2100, desglosadas por las diferentes regiones del globo (ver gráfico arriba).

Según los investigadores, ya en el año 2020 el sistema climático de la tierra “entrará a un régimen en términos de tasas de cambio multi-década que son sin precedentes durante por lo menos los últimos 1.000 años”.

Debido a la “amplificación ártica”, causada por la acelerada pérdida del hielo flotante durante la última década, el Ártico y el norte de Europa y de América serán los primeros en experimentar tasas de aumento de temperatura históricamente sin precedentes. Esto traerá impactos profundos en los ámbitos naturales y de la sociedad. En la región del Ártico la aceleración de la tasa de calentamiento será aproximadamente tres veces más alta que el promedio global. Ya en la década 20 de este siglo -en menos de diez años- la temperatura aumentará por más de 0,6 °C per década – casi 2 grados en solo 30 años.

“En esencia, el mundo está entrando a un nuevo régimen donde lo que es normal comenzará a seguir cambiando, y la tasa de cambio pueda estar más allá para que los procesos naturales puedan acompañarla”, comentó el investigador principal Smith.

El bloguero norteamericano Joe Romm, probablemente el bloguero climático más importante del mundo, resume las principales consecuencias del aceleramiento esperado del aumento de la temperatura global en los siguientes puntos:

Primero, probablemente se aceleraría la pérdida del hielo flotante ártico, que ya experimenta un “adelgazamiento” (thinning) y una disminución vertiginosa de su superficie mínima al final del verano nórdico.

Segundo, muy probablemente aumentarán todavía más los extremos climáticos en el hemisferio norte durante las próximas décadas, que ya se han registrado últimamente debido a la “amplificación ártica”.

Tercero, el calentamiento acelerado del Ártico implica que la capa de hielo de Groenlandia muy probablemente comenzará a desintegrarse de una manera todavía más rápida. Lo que a su vez hará necesario corregir las estimaciones para el aumento del nivel del mar esperado para este siglo a dos metros o más.

Cuarto, un aceleramiento en el calentamiento de la región ártica de la magnitud prevista estaría acelerando la liberación de grandes cantidades de carbono del derretimiento del permafrost, el suelo permanentemente congelado.

Mientras que los investigadores del estudio hacen hincapié en la urgencia de tomar medidas de adaptación para poder enfrentar los impactos del aceleramiento de la tasa de calentamiento prevista, el bloguero Joe Romm saca otra conclusión:

“En el escenario de emisiones RCP 8.5 de pocas acciones de mitigación, la tasa del calentamiento después de 2050 sería tan rápida, que probablemente estará más allá de las posibilidades de adaptación para muchas especies – y para los humanos en muchas partes del mundo”; para luego agregar: “Ninguna civilización racional jamás arriesgaría algo así de acontecer”. ¿Será?

Foto2230315.jpgProyecciones de las tasas de aumento de temperatura per década hasta 2100 en el escenario de la trayectoria de las emisiones actuales, el RCP 8.5 (Smith et al. 2015).

 

Ha llegado El Niño

A comienzos de marzo del año en curso la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de los Estados Unidos ha anunciado la llegada ya esperada hace tiempo del fenómeno El Niño. “Basado en las observaciones persistentes de temperaturas por encima del promedio de la superficie marítima en el Océano Pacífico ecuatorial occidental y central y los patrones consistentes de presión a nivel del mar, podemos decir ahora que El Niño está aquí”, dijo el vice-director Mike Halpert del Centro de Predicción Climática de la NOAA.

Con esto, es casi seguro que el año 2015 será más caliente que el año pasado, hasta la fecha el año más caliente desde que se iniciaron las mediciones sistemáticas de temperatura en el siglo XIX.

Sin embargo, debido a la naturaleza débil de este El Niño, no se esperan impactos fuertes en el hemisferio sur. El Boletín de la NOAA (en su versión en castellano) dice al respecto: “Debido a que se espera una intensidad débil, no se anticipan impactos globales generalizados o significativos. Sin embargo, algunos impactos usualmente asociados con El Niño pueden aparecer en algunas localidades durante la primavera del 2015 en el Hemisferio Norte.”

Esto es buena noticia para Bolivia, donde el fenómeno de El Niño (o ENSO – El Niño Southern Oscillation), trae sequía a la parte andina y mayor precipitación e inundaciones a tierras bajas. En contraste, el estado norteamericano de California, que hace varios años experimenta una sequía histórica que no acaba de terminar, había esperado ansiosamente la llegado de El Niño, que trae lluvias por encima del promedio para esta región. “El presente El Niño muy probablemente haya llegado demasiado tarde y de forma demasiado débil para poder aliviar la sequía de California”, comentó Halpert.

Los últimos eventos ENSO se dieron en las siguientes fechas: 1997-98 (muy fuerte, también llamdo “super El Niño”, 2002-03 (moderado), 2004-05 (débil), 2006-07 (débil a moderado) y por último 2009-10 (moderado a fuerte).

En Bolivia, el ENSO de 1997-98 está todavía muy bien recordado por la población de la región andina por la fuerte sequía que trajo. Durante el ENSO de 2009-10, se derritió el último parche de hielo de la pista de esquí del glaciar Chacaltaya en la Cordillera Real del país.

El próximo Boletín Informativo sobre El Niño de la NOAA será publicado el 9 de abril próximo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s