Urbes sustentables- Un artículo de Karina Sauma

[La Razón, Karina Sauma, 07/04/2015]

Actitud, voluntad e interés es lo que hace falta para construir ese desarrollo sostenible tan ansiado

Pasaron las promesas electorales y vemos una vez más que las propuestas de los candidatos elegidos no tienen como prioridad el construir ciudades sustentables. Se cree que ir para arriba en una selva de cemento es desarrollo, es crecimiento; cuando en realidad si este fenómeno no va acompañado de una planificación y conciencia hacia y entre los ciudadanos, jamás se alcanzará un verdadero desarrollo.

Los espacios verdes se están convirtiendo en lugares privilegiados para la población. El creer que contamos con una gran cantidad de parques municipales no es sinónimo de una urbanización planificada y ambientalmente responsable. Por ejemplo, en la ciudad de Santa Cruz existen espacios naturales como el Área Protegida Municipal Curichi la Madre, que además de cumplir la función de control de inundaciones y regulador del clima local genera beneficios sociales. Sin embargo, entre 2010 y 2013 el municipio ha perdido cerca de 6.000 hectáreas de cobertura vegetal, quedando tan solo un área boscosa del 15% de la cobertura original, según datos de la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN).

Es por demás evidente que el Estado y sus gobiernos locales deben tener clara la consolidación de ciudades que generen un progreso social y en armonía con la naturaleza, fortaleciendo la participación ciudadana, promoviendo políticas públicas y corporativas que contribuyan a la creación y consolidación de ciudades sustentables, ambientalmente responsables, donde cada uno de los bolivianos y bolivianas aprendamos a cuidar la riqueza natural que tenemos.

De acuerdo con el pronóstico censal, Bolivia, que ahora tiene más 10 millones de habitantes, tendrá 15 millones para 2032. En 900.000 kilómetros cuadrados vive hoy solo un millón y medio de personas sujetas a presión migratoria. Si se incorpora la variable del traslado, que hace 50 años no existía, esa área rural quedará deshabitada, y la mayor parte de la población vivirá en metrópolis. Empero, sin una planificación adecuada y sin una visión de ciudad sustentable, sencillamente será imposible vivir en estas urbes.

Una ciudad sustentable implica un esquema de planificación urbana y territorial, a través de un mapeo de necesidades reales y no oportunidades electorales y actuar desde una perspectiva integral en beneficio del entorno. El desafío está planteado, las organizaciones de la sociedad civil son aliadas estratégicas al contar con información oportuna en torno a temas específicos. Actitud, voluntad e interés es lo que hace falta para construir ese desarrollo sostenible urbano tan ansiado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s