Apuntes conversatorio: “Amenazas al Patrimonio Alimentario Regional una visión nacional de los transgénicos y el uso de agro tóxicos”

El día jueves 16 de abril el Movimiento de Integración Gastronómico de Bolivia – MIGA y la Fundación Solón  en vista a la cercanía de la Cumbre Sembrando Bolivia, realizaron el primer conversatorio: “Amenazas al Patrimonio Alimentario Regional una visión nacional de los transgénicos y el uso de agro tóxicos”. La actividad es parte del ciclo de conversatorios que se realizarán en los próximos meses con la intención de ofrecer espacios de participación y debate sobre la soberanía alimentaria, los transgénicos y el uso de agro tóxicos para la sociedad civil. El evento se realizó en la Fundación Solón y contó con la participación de María Julia Jimenez (Slow Food), Víctor Churquina (Senasag), Wendy López ( AOPEB) y Manuel Morales (Investigador).

21-0032

De acuerdo con Churquina en el país la importación de plaguicidas se incrementó en un 150% en los últimos años. Además mencionó que uno de los problemas por los que las plantaciones transgénicas están incrementando el país se debe a la falta de educación.

Como representante de los consumidores, María Julia Jimenez inició su participación cuestionando al público presente -¿Qué es lo que estamos comiendo? “Estamos comiendo lo que nos ofrecen y en lo que nos ofrecen hay productos con transgénicos” En su disertación añadió que es importante exigir que se etiqueten los productos de importación transgénicos con el objetivo de ejercer nuestro derecho a decidir sobre la alimentación y que es necesario realizar un referéndum sobre la temática. Jimenez además mencionó que según una reciente información el maíz andino al igual que la papa son productos de raíz de origen, por lo que deben ser protegidos de la producción transgénica.

“No hay peor negocio para Bolivia que la producción de alimentos transgénicos” añadió Morales quien además comentó que el aporte del sector soyero al país por medio de impuestos que son los bienes que importan pues luego son distribuidos a la población es del 0,4% de sus ingresos. “A partir de una investigación hemos descubierto que las recaudaciones del año 2014 y el año 2013 llegaban a 49mil millones de bolivianos de este monto los soyeros solo aportan un 0,4% de impuestos”.

Al finalizar las participaciones de los panelistas entre el conversatorio se acordó que es necesario ampliar la información existente para llamar a más personas a la acción. Se resaltó que es necesario trabajar con barrios y juntas de vecinos en la temática.

21-0043

Durante los próximos meses se seguirán realizando conversatorios sobre la temática.

Redacción del OBCCD

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s