Los Compromisos Nacionales para la Conferencia Climática de París- Un artículo de Teresa Flores Bedregal

el

Estimadas amigas y amigos les compartimos este interesante artículo sobre las Contribuciones Previstas Determinadas a Nivel Nacional (Intended Nationally Determined Contributions INDCs) de Bolivia redactado por Teresa Flores Bedregal y publicado inicialmente en el blog de Reacción Climática.

En diciembre de éste año en París todos los países parte de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) deberían tomar una medida determinante de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para cambiar el rumbo del calentamiento global. Si bien los INDC deberían mostrar la ambición global para hacerle frente al cambio climático las propuestas presentadas hasta ahora son insuficientes para cumplir el objetivo mundial: que la temperatura global no incremente más de 2ºC. El documento de Bolivia aún no es conocido sin embargo están surgiendo propuestas desde la sociedad civil para su redacción, acá les compartimos una.

OBCCD

Los Compromisos Nacionales para la Conferencia Climática de Paris

[reaccionclimatica.webs.com,Teresa Flores Bedregal, 10/06/2015]

paris

La próxima Conferencia Climática de las Naciones Unidas (COP 21), que se realizará en París a fin de año (del 30/11 al 11/12), es crucial para evitar un mayor calentamiento del planeta porque se ha propuesto llegar a un nuevo acuerdo global en el que todos los países se comprometan a reducir drásticamente sus emisiones.

Para lograr este acuerdo, que debería entrar en vigor hasta el año 2020, todos los países se han comprometido a presentar un documento con sus planes de reducción de emisiones que han sido denominado: Contribuciones Previstas Determinadas a Nivel Nacional (Intended Nationally Determined Contributions INDCs).

Por la importancia de esta Conferencia, los preparativos son intensos en diferentes frentes internacionales y no solamente en el marco de la Convención de Cambio Climático, ya que dada su importancia están siendo apoyados por los diversos gobiernos, organismos multilaterales, así como por el sector académico y el privado.

Hasta ahora sólo 38 países han presentado sus contribuciones voluntarias al Secretariado de la Convención del Clima. Entre ellos la Unión Europea (28 países) ha presentado un documento conjunto, también lo han hecho Estados Unidos y Rusia. Entre los países en desarrollo solamente lo presentaron México y Gabón.

Las “Contribuciones Previstas Determinadas a Nivel Nacional” son un mecanismo de reducción voluntaria que busca incentivar a que los países a presenten propuestas ambiciosas, que sumadas permitan limitar efectivamente el cambio climático, por lo que constituyen la piedra angular del nuevo acuerdo climático.

Hasta ahora las contribuciones nacionales voluntarias presentadas no son suficientes para llegar a la meta de que el calentamiento global no supere los 2°C. Por lo que no solamente los activistas climáticos advierten la falta de verdadera voluntad política por parte de los diferentes gobiernos, sino también varios mandatarios coinciden en que se necesitaría la “descarbonización completa de la economía global durante el transcurso de este siglo”, es decir llegar al “carbono cero” que limite drásticamente las emisiones de gases de invernadero.

Por estos motivos en difeentes países se ha abierto una discusión sobre la respectivas metas de reducción de emisiones, y están trabajando arduamente con especialistas y diferentes sectores de la sociedad civil para demostrar compromisos serios.

Desafortunadamente, en el país hasta ahora el gobierno, o la Autoridad de la Madre Tierra que es la instancia encargada del cambio climático en el país, no ha presentado ninguna propuesta para la discusión.

Por la importancia del cambio climático y sus impactos que han venido afectando severamente a algunas regiones y poblaciones del país, el tema debería ser objeto de discusión por parte de los especialistas, el sector académico y privado, y la sociedad civil interesada en el tema, ya que estos sectores deberían contribuir con propuestas ambiciosas y viables.

La propuesta de los INDCs no puede estar confinada al grupo de representantes gubernamentales que dicen una cosa a nivel internacional mientras que a nivel nacional hacen lo contrario.

Es importante comprender que el cambio climático no es solamente un problema global, sino que también afecta a todos los bolivianos. En el estudio realizado por la Universidad de Notre Dam, Bolivia aparece con uno de los países más vulnerables al cambio climático en el continente, es decir que es uno de los menos preparados para enfrentar las contingencias climáticas que se van a intensificar en los próximos años.

No solamente nos afectan los impactos del cambio del clima a nivel global, sino también las actividades que dañan el clima y el ambiente a nivel local. En el país se están incrementando actividades que son muy dañinas para los ecosistemas y que agudizan los impactos climáticos locales e incrementan las pérdidas. La principal es la creciente deforestación que nos priva de los necesarios bienes y servicios que proporcionan los bosques.

Es menester subrayar que los bosques en la época lluviosa retienen el agua y evitan las inundaciones, los desbordes de los ríos y deslizamiento de tierra en zonas de montaña. Por eso es que en las áreas más deforestadas es precisamente donde se han producido más inundaciones (norte de Santa Cruz) y derrumbes como en los Yungas.

Los bosques además de su importante función económica para las economías locales y la sobrevivencia de los pueblos que los habitan, cumplen múltiples funciones climáticas, por ejemplo, contribuyen a la formación de nubes y a la retención de la humedad en la época seca.

Mientras más se deforeste en el país, peores serán los desastres climáticos y las pérdidas económicas asociadas.Además, las quemas para los desmontes y chaqueos producen hollín que acelera el derretimiento de los glaciales, además de generar grandes cantidades de emisiones de dióxido de carbono y humo que afectan a la salud de la población local y contaminan los ríos.

Bolivia debería optar por una economía resilente y baja en carbono, para enfrentar el cambio climático, haciendo esto contribuimos a la reducción de nuestra vulnerabilidad climática. Por eso en los planes de desarrollo el cambio climático debería incluirse como una variable transversal, ya que cuanto más actividades destructoras del medio ambiente hagamos peores serán los impactos climáticos en el país.

El cambio climático es un desafío tan grande que debe llevar a que todo el país trabaje mancomunadamente para disminuir emisiones y emprenda actividades que nos preparen para las contingencias climáticas. Por eso es de gran importancia que si el gobierno no convoca a discutir los INDCs, la sociedad civil elabore una propuesta para la Conferencia Climática de París.-

Ingresa al blog de Reacción climática para conocer más al respecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s