La desertificación afecta a 2,1 millones de hectáreas de tierra Bolivia

[Página Siete, María Mena, 30/07/2015]

desertificación

De 3,5 millones de hectáreas de superficie cultibable, en la frontera agrícola, 2,1 millones de hectáreas de cultivos -el 60%- están en proceso de degradación o desertificación, según el Viceministerio de Tierras.
“Tenemos datos de que más o menos 7 millones de hectáreas han sido tocadas por la mano del hombre y de ellas 3,5 millones son hectáreas de tierra que tenemos como frontera agrícola, es decir que están trabajadas, pero tenemos casi 2,1 millones de hectáreas que están en degradación, a las que hay que atacar y trabajar en ellas”, informó el viceministro de Tierras Jhonny Cordero durante  el simposio internacional “El suelo y sus implicancias para el desarrollo productivo”.

El investigador de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Vladimir Orzag,  afirmó  que los suelos se degradan debido a causas naturales  y a la intervención de las personas.

Entre las causas de la desertificación están los cambios climáticos, que afectan la productividad de la tierra, las características de los suelos típicas de cada región, la acumulación de sales y sodio, lo que genera menos cobertura vegetal; la presencia de metales pesados por la explotación de minerales y las aguas contaminadas e insuficientes para el riego.
“Están desapareciendo los pastos y cada vez es más difícil  recuperarlos”, dijo Orzag. Precisó que al menos 8.000 kilómetros cuadrados del occidente  están en proceso de salinización.
Para Cordero, hay otros factores que causan la desertificación de la tierra, como la falta de rotación. “Sucede cuando exigen mucho al suelo sin oxigenar, sin poner fósforo ni nitrógeno, cuando los cultivos están sin rotación o por el constante asentamiento de la maquinaria. Con todo eso vamos debilitando la producción”, afirmó la autoridad.
El occidente -La Paz, Oruro y Cochabamba- y el oriente- sobre todo Santa Cruz-  son  afectados por el problema. Los cultivos de soya y quinua también ocasionan la degradación,   al igual que el monocultivo.
Para revertir los efectos, el Ministerio de Desarrollo Rural impulsa programas de recuperación y conservación de suelos. Por “grupo zonal” se invierte entre 300.000 a 400.000 bolivianos.
“No justifica la inversión que ellos hacen, pero por lo menos estamos incentivando con eso. En anteriores gobiernos no había”, explicó Cordero.
El grupo técnico intergubernamental sobre suelos de la Alianza Mundial, mediante la  Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO),  aconseja que se impulsen proyectos de protección y recuperación de suelos y de gestión sostenible de la tierra; que se reconozca la creciente necesidad de conservar los suelos y los  gobiernos  hagan  inversiones y que se promuevan prácticas para la adaptación al cambio climático y la mitigación de sus efectos,  la capacitación de resistencia  al cambio meteorológico y los fenómenos climáticos externos.
Y también que se promuevan regulaciones estrictas y controles  para limitar la acumulación de los contaminantes por encima de los límites fijados para la salud. Asimismo, que se aumente la superficie sujeta a prácticas de manejo sostenible de suelo; que se mejore la recuperación de los suelos degradados y que se impulse el aumento de la fertilidad de insumos y el reciclaje de los subproductos agrícolas.
“Tenemos que empezar a trabajar de una vez para revertir los efectos. Es muy costoso, pero es posible”, afirmó Orzag.
Recomendó a los productores que no usen transgénicos porque degradan la tierra, pese a duplican o triplican la productividad.
El simposio  fue organizado por el Ministerio de Desarrollo Rural, el Viceministerio de Tierras y la FAO.

Participaron expertos internacionales de Honduras, Cuba y la Alianza Mundial de Roma. Se busca  la conservación de  los suelos para ampliar la frontera agrícola. La meta es llegar a los 10 millones de hectáreas hasta 2015.

La  expansión
Meta El Gobierno se propuso ampliar la frontera agrícola a 10 millones de hectáreas  hasta 2025.
Agricultura Los productores cruceños ampliarán los cultivos en 60.000 hectáreas en la campaña de invierno.
Alimentos  El producto que registra el mayor aumento en superficie de siembra es el sorgo. Subirá de 230 mil a 255 mil hectáreas,  el girasol de 95 mil a 110 mil hectáreas,  la soya crecerá de 290 mil a 300 mil hectáreas y el trigo de 115 mil a 125 mil hectáreas, según la CAO.
Quinua En 2013 a 2014, la producción de quinua  llegó a 458.600 toneladas y de la soya a 3.003.100 toneladas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s