Diseñan proyecto para que casas en el altiplano ahorren energía

[Gabriel Díez Lacunza  / La Paz/07/08/2015]

ENERGÍA CASAS

Un ahorro energético del 40%, sumado a los beneficios de la  “calefacción natural” en las viviendas de familias que habitan en el altiplano, es la propuesta de una investigación desarrollada por profesionales de la Universidad Técnica de Oruro (UTO).
Con dicho proyecto, los impulsores pretenden mejorar las condiciones de vida de las familias que enfrentan el frío en cualquier época del año en ese sector del país; buscan lograrlo a través de la mejor distribución de los elementos de construcción, como ventanas y paneles solares, entre otros.
Este proyecto está a cargo del ingeniero Edwin Lamas de la UTO. Junto a él, trabajaron los ingenieros Miguel Ruiz Orellana y Carlos Flores.
Estos profesionales también pertenecen a esta casa de estudios superiores y procuran que su propuesta sea tomada en cuenta a futuro por los vecinos y las autoridades.
“El objetivo es evaluar el ahorro y consumo energético de las viviendas del altiplano boliviano, considerando la característica constructiva del edificio, muros, suelos, techo, ventanas y pilares; el bienestar térmico de las personas, el sistema adecuado de calefacción y el aprovechamiento de la energía renovable”, explica Lamas.
Según comenta, las herramientas de simulación térmica -utilizadas en el modelo para calcular el ahorro de energía- se caracterizan por describir “el comportamiento físico” en la vivienda a través de los siguientes indicadores: la meteorología, la construcción del edificio, usos y costumbres (vestimentas de los ocupantes), horarios y sistemas de acondicionamiento, que son “traducidos” a energía y temperatura interior.
“Los resultados del programa enseñan el consumo de energía mensual y anual  utilizada sólo por la vivienda y, en resultado contiguo, la energía utilizada por el consumo de la vivienda más el sistema de acondicionamiento”, explica el investigador.
Los motivos principales
Según explican los realizadores del proyecto, dos fueron las motivaciones para iniciar las investigaciones.  La primera fue que, a su parecer, las construcciones de esta región no cumplen estándares para garantizar el “confort térmico” y el bienestar de las personas que habitan en estos recintos.
La segunda fue que los estudiantes que pasan clases en los primeros periodos del día, en época de invierno, “sufren incomodidad térmica” por las bajas temperaturas. Ello provocaría malestar y, en algunos casos, resfríos por las condiciones inadecuadas de infraestructura que presentan las aulas.
Los miembros de este equipo cuentan que para la evaluación del proyecto se tomaron en cuenta unas “viviendas tipo” de Oruro. A partir de ello, se evaluaron las condiciones de construcción actuales. Así también se recogieron resultados y recomendaciones por  simulación en un software.
Entre las mejoras  a partir de esta fase de evaluación se recomienda dar una ubicación correcta a ventanas y utilizar los materiales más convenientes para la retención de temperatura.
¿Cuándo aplicar el sistema?
Según lo previsto en la investigación, con los parámetros sugeridos se  “podrá redireccionar la tendencia de tipología de construcción en las facultades de Arquitectura y Urbanismo, Cámara de la Construcción Boliviana y ramas afines”.

Los investigadores sugieren que las alcaldías puedan normar e implementar a futuro este tipo de sistema dentro de los requisitos para la aprobación de proyectos de futuras construcciones. “De esa manera se moderará el uso indiscriminado de calefactores a gas natural”, finaliza Lamas.

Ahorro  y calefacción
Medición  Mediante el programa  de simulación térmica SITER v 1.1 y el modelo de confort Fanger, se evaluó de forma experimental el ahorro energético y la eficiencia térmica en viviendas del altiplano.
Ahorro  Se estima que con las recomendaciones de construcción de este proyecto se puede ahorrar hasta un 40% de energía en cada casa.
Calefacción  La correcta disposición de elementos de construcción en viviendas permite generar calefacción natural para sus habitantes.

40% de ahorro de energía se estima una vez implementado el sistema desarrollado por la UTO.

“El objetivo es evaluar el ahorro y consumo energético de las viviendas del altiplano”
Edwin Lamas, ingeniero –  UTO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s