Bolivia entra a la era del biocombustible con acuerdo para ampliar producción de alcohol

el

[CARLOS CORZ/ LA RAZON DIGITAL/8 DE MARZO DEL2018]

El presidente Evo Morales participó de una firma de acuerdo en Santa Cruz para ampliar la frontera de caña de azúcar e ingenios. Los empresarios hablan de una inversión de $us 1.600 millones

“Comprar lo verde y dejar de importar lo negro”, es la frase del ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, que muestra el alcance del acuerdo firmado este jueves en Santa Cruz para la ampliación de la producción de alcohol con el fin de utilizarlo como aditivo para gasolinas, biocombustible. Ya se habla de una inversión de $us 1.600 millones para ampliar las plantaciones de caña e ingenios.

Los productores de caña e ingenios de Santa Cruz, a los que también podrán sumarse los de La Paz y Tarija, se embarcaron en el proyecto junto al Gobierno para hacer realidad el biocombustible y  dejar de importar, principalmente gasolina, y bajar la subvención a los hidrocarburos. El 20% del 100% de la gasolina que requiere el parque automotor es importado.

El presidente Evo Morales, el ministro Sánchez, el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Óscar Barriga, el presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, Luis Barbery, el empresario Cristóbal Rodas y Teodocia Quiroz, representante de los cañeros, participaron, entre otros, del acto.

Hacia el 2025 el objetivo, a partir del acuerdo, es ampliar en 155 mil hectáreas la frontera de los cultivos de caña, subir a 380 millones los litros de alcohol, generar 25 mil nuevos empleos, reducir la contaminación y bajar la importación de gasolina, entre otros. El proyecto no afectará la seguridad alimentaria, según el Gobierno y empresarios.

El alcohol anhidro (libre de agua) es extraído de la caña de azúcar y funciona como aditivo de la gasolina para obtener un mayor volumen para la comercialización y coadyuvar al autoabastecimiento de este producto en el mercado interno. Además aporta a mejorar el octanaje del combustible.

“Hay que ampliar ingenios, campos y la maquinaria, seguro que decenas de miles de personas que están desocupadas tendrán una oportunidad de trabajo”, destacó Sánchez y explicó que dentro del acuerdo está incorporado “el precio en diferencia (con el sector cañero), que es un incentivo” para garantizar la extensión de los cultivos.

Rodas intervino en el acto transmitido por los medios estatales y aseguró que toda la cadena productiva se suma al proyecto. “Duplicaremos la superficie cultivada, se incrementará la capacidad industrial, equivaldría a instalar cuatro nuevos ingenios, que representan $us 1.000 millones, y en el agro $us 600 millones”, destacó.

Por el momento se informó de una mezcla de entre 10% y el 25%, aunque en otros países la mezcla de alcohol con gasolina es de hasta 85%. Dos leyes y dos decretos serán trabajados para normar y poner en marcha el acuerdo firmado este jueves como parte de una nueva alianza entre el sector privado y público, que comprará la producción de alcohol.

Morales valoró la firma del documento por su impacto económico, social y medioambiental. “Etanol, una energía que viene del tema vegetal”, sostuvo y recordó que este es el resultado de un trabajo con los empresarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s