El carácter extractivista de la agenda 2025

Para el autor, es falaz afirmar que este nuevo extractivismo energético va a resolver los problemas del extractivismo hidrocarburífero.

Si bien la próxima repostulación del binomio oficialista, Evo-Álvaro, es ilegal e ilegítima, tanto por la vigencia plena del Art. 168 de la CPE como por la voluntad popular soberanamente expresada el 21F, el régimen MASista no deja de aducir, como principal razón para su re-reelección, la suprema validez de la Agenda Patriótica 2025, formulada como un estratégico y trascendental plan de gobierno.

Supuesto la importancia de la Agenda Patriótica, aunque no necesariamente congruente con su escaso debate, que en general no va más allá de la mera propaganda, el propósito de este artículo es precisamente analizarla, enfatizando (no hay espacio para examinar los 13 pilares de la Bolivia digna y soberana) los campos relacionados con los ámbitos  primordiales de toda sociedad: el agua, el territorio y la vida.

La fuente básica de este análisis es la serie de programas Los jueves verdes de Radio Cabildeo Digital, conducidos por Cecilia Requena y Pablo Solón. No obstante, la responsabilidad de lo que aquí se dice y se escribe y más aún de la interpretación es enteramente mía.

Un primer ámbito problemático de la Agenda Patriótica 2025 es que carece (como todas las propuestas del gobierno) de un diagnóstico claro de la realidad, del contexto nacional e internacional y una discusión seria de los problemas más críticos.

Como bien observa Solón, “la Agenda tiene una serie de propuestas, pero no tiene un diagnóstico de en qué situación nos encontramos (…).

Yo me atrevo a mencionar algunos de los elementos que cualquier programa, de cualquier candidato, debería tomar en cuenta. Uno de ellos (el más importante) la grave crisis ecológica que se vive a nivel mundial por el tema del cambio climático, éste es un tema gravísimo, que nos va a afectar y, de hecho, ya nos está afectando. Cómo el Gobierno va a enfrentar esta situación no queda claro en la “Agenda Patriótica”.

La reflexión sustancial la realiza Requena, desde una visión integral u holística  (“la primera cosa en la que quisiera hacer énfasis es en el asunto de la interconexión de los elementos”), y la refiere al campo absolutamente esencial de las áreas protegidas y territorios indígenas, espacios sistemáticamente agredidos y violentados por el régimen MASista, “que, además, están expresadas en la Agenda 2025, como es el caso de mantener un extractivismo salvaje porque le da renta, le permite recoger renta, y repartir los beneficios de esa renta de manera clientelar, para intentar, una vez más, mantenerse en el poder”.

Esta problemática es en verdad preocupante, tanto que –continúa Requena– “incluso la salida del extractivismo hidrocarburífero y minero (Bolivia dejará de forma progresiva la herencia colonial y republicana de ser solamente un país hidrocarburífero y minero), el gobierno la plantea –en esta Agenda 2025– con otra salida de reconcentración de la renta y, por tanto, de poder, que es ‘Bolivia corazón energético’ (de Sudamérica) con ¡megarrepresas! Y, por ende, privilegia estrategias energéticas, que no sólo son desastrosas en términos ambientales, sino también sociales, y que (además) no tienen futuro, este es otro problema; no tienen un futuro económicamente viable”.

Aquí la pregunta de Solón es fundamental, en el sentido de cuán viable es sustituir el extractivismo hidrocarburífero por el extractivismo energético: exportación de energía eléctrica proveniente de las megahidroeléctricas.

Los propios estudios que han hecho las consultoras contratadas por el gobierno (sobre todo la empresa española Eptisa) están mostrando que los costos de generación eléctrica, en el caso por ejemplo de Rositas, están llegando a los 75 dólares por MW/h, en el caso de El Bala están por 81 dólares y en el caso de Chepete están por 55 dólares, todos estos costos de generación eléctrica están muy por encima del precio promedio de compra (40) por ejemplo de parte del Brasil durante la última década (cfr. “Rositas no es rentable”, Fundación Solón, 13 julio 2018).

Es, pues, falaz afirmar, como lo hace la Agenda Patriótica, que este nuevo extractivismo (energético) va a resolver los problemas del extractivismo hidrocarburífero. Peor aún, los impactos que se van a generar en términos de áreas inundadas, de poblaciones indígenas y campesinas que tienen que ser relocalizadas de manera forzosa (porque van a quedar dentro del embalse), de la afectación de los territorios indígenas, etcétera, no se toman en cuenta para nada. Mucho menos se habla de los impactos sobre el medioambiente, sobre los bosques, sobre el abastecimiento de agua, sobre la biodiversidad.

Ergo, el régimen MASista plantea la radicalización del extractivismo depredador, principalmente con las megarrepresas y la gran minería a cielo abierto (como San Cristóbal), aunque por supuesto ataviado con una fraseología de la diversificación y de la economía sostenible o sensible a la Madre Tierra, “cuestiones mutuamente excluyentes y francamente contradictorias”.

Para terminar, queremos aludir a una, entre muchas otras, propuesta majadera de la Agenda Patriótica: “Los bosques ya no son considerados como tierras ociosas para la agricultura”. Nos preguntamos, desde cuándo los bosques son considerados “tierras ociosas”. Los bosques son lo más valioso y beneficioso que podemos tener. Si bien no producen mercancías, la lluvia, el oxígeno y la regulación de la temperatura son precisamente las más grandes contribuciones de los bosques.

Y afirmar que actualmente serían “ociosos” y para el año 2025 dejarían de ser tales, está reflejando una visión brutalmente extractivista, donde lo que se valora es la producción de mercancías, de productos para el mercado y no se toma en cuenta la importancia de la naturaleza para la convivencia humana y de todas las formas de vida que existen en los bosques; menos el vivir bien y  mucho menos los derechos de la Madre Tierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s