Experto plantea reducción de superficie de la laguna Alalay

el

( Brenda Molina/Opinion/16 de diciembre del 2019)

El químico y experto en temas ambientales Marco Claure explica que quizá el municipio y departamento emplearían más recursos en su preservación con una “dimensión gestionable”.

El experto en construcción de modelos de calidad de agua y otros temas ambientales Marco Claure plantea la reducción de las dimensiones que tiene la superficie de la laguna Alalay para su recuperación positiva y sostenible.

“Para que tengamos  la cantidad de agua y los recursos suficientes para hacer una gestión activa de la calidad de agua de la laguna”, explicó.

El ingeniero químico propone dos acciones clave para optimizar el estado de la misma, como ser el retirado de los lodos que se encuentran asentados en el fondo y el tratamiento constante y activo de las aguas que lo alimentan.

“Es muy importante mentener la renovación constante de las aguas de la laguna, así como tener un sistema de evacuación recurrente de las que estén contaminadas”, dice.

Sin embargo, Claure enfatiza en que, por más ideales que suenen, ambos procedimientos tienen costos muy elevados, recursos económicos que muchas veces el municipio prioriza para otras áreas.

Por este motivo, plantea como una de las soluciones  viables la reducción del tamaño en la superficie del espejo de agua.

Claure, así como el director de Medio Ambiente del municipio, Elvis Gutiérrez, coinciden en que los constantes problemas que afectan a Alalay se originan debido a que es una laguna artificial hecha para reducir el gran caudal que el Río Rocha solía tener hace 70 u 80 años.

El Plan a Largo Plazo para la Recuperación, Mejoramiento y Preservación de la Laguna Alalay (PLPRMPLA) fue puesto en marcha en julio de este año, tras recibir algunas recomendaciones de la Contraloría General del Estado.

Entre los avances logrados en casi tres meses de su aplicación está la desaparición de las macrófitas en su totalidad, la reducción en los niveles de reproducción del piojo de agua que, si bien su existencia es saludable, la sobrepoblación puede ser peligrosa.

“Esto se logró con la ayuda de los patos, que se alimentan de estos crustáceo”, explica Marcelo Revollo, encargado del Laboratorio Ambiental Municipal.

La implementación de rejas y sedimentadores para residuos contaminantes de los canales son efectivos, y todavía más en la época de lluvias, asegura.

PROBLEMAS PERSISTEN Revollo lamenta que tras el constante esfuerzo y varios años de estudios, algunos factores determinantes en el deterioro de la calidad de agua continúen siendo los mismos y sin solución. Entre los cuales menciona cuatro principales.

“Lastimosamente la laguna es dependiente del agua de lluvia, solo podemos abrir las compuertas en esta época porque el resto del año el agua de los canales es de peor calidad”, indicó.

Señala que las conexiones clandestinas de alcantarillado, tras décadas de ser un problema no dejan de perjudicar, “pero esto pasa por un problema mayor, que es el control municipal del sistema de alcantarillado”.

Por su parte, el jefe de la División de Medio Ambiente del Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa), Jheison Terán indica que para regularizar el sistema de desagüe en las zonas aledañas a la laguna, así como en casi toda la zona sur, la Alcaldía debe concretar la actualización de los planos de la mancha urbana.

“Mientras tanto, nosotros no podemos ni siquera hacer un mapeo de la red de tuberías”, dijo.

Otro conflicto relacionado al anterior son las aguas residuales que algunos lavaderos de autos y fábricas de jeans vierten en los canales, aún sabiendo que está prohibido.

Por último, Revollo nombró la ausencia de una reglamentación que norme el uso de la laguna Alalay para que las autoridades ejerzan control sobre los límites de utilización de los predios circundantes que, actualmente no quedan claros.

“Es importante que la población entienda que la recuperación de la  laguna es un problema de todos y  todos merecemos agua limpia, incluyendo a los seres vivos que tienen como hogar Alalay”, aseveró.

COORDINACIÓN El coordinador del Comité de Recuperación, Mejoramiento y Preservación de la Laguna Alalay (Crempla), Andrey Mamani, afirma que en los tres meses que el plan tuvo vigencia, los avances en la optimización del espejo de agua fueron considerables.

Sin embargo, advierte que en ocasiones, el cambio de algunas autoridades relacionadas con el proyecto ha tenido cierta incidencia negativa para los avances del proyecto, y “eso se nota en los resultados del último monitoreo de las aguas, que se realiza cada tres semanas”, dijo.

LODOS TÓXICOS Mamani anunció que la Unidad Hidráulica de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) actualmente realiza estudios para determinar la mejor forma de deshacerse de los lodos asentados en el fondo de la laguna.

“Una opción es succionar todo el agua de la laguna para limpiar y otra es dragar los lodos con maquinaria especial. Los profesionales nos dirán qué es lo más viable y pondremos a consideración del Crempla, para que las autoridades y representantes de la OTB circundantes se manifiesten”, explica.

Marco Claure acota que la limpieza de los lodos será efectiva solo si se realiza el tratado de las aguas de forma constante y activa, “de otra manera la situación volverá a ser siempre la misma, poniendo en riesgo el gran ecosistema que aloja la laguna”.

Apuntes.

Cinco recomendaciones

La Contraloría General del Estado emitió cinco recomendaciones para mejorar el plan de recuperación de la laguna, que pasa por algunos ajustes a dicho plan, la evaluación del mismo en cuanto a la planificación y presupuestos, llevar a cabo un minucioso seguimiento con un plan de trabajo, gestionar un instrumento normativo para regular el uso de la laguna y su entorno y la verificación de los predios otorgados en comodato con algunas instituciones circundantes.

Crempla

El Comité de Recuperación, Mejoramiento y Preservación de la Laguna Alalay (Crempla) está conformado por siete instituciones, que son la Alcaldía de Cercado, Gobernación de Cochabamba, Semapa, la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), el Ministerio de Medio Ambiente y Aguas, el Comité de Medio Ambiente y representantes de las OTB circundantes.

2016

Profesionales del Crempla indican que la sequía que vivió la ciudad durante la gestión 2016 dejó huellas perjudiciales que persisten hasta hoy. entre ellas, está la desaparición de algunas especies de peces que, aunque trataron de restaurar dentro del ecosistema del espejo de agua no se pudo lograr.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s