COP26: Una semana de acuerdos importantes, con pocos compromisos firmes

Fuente: Greenpeace 05.11.2021

  • Para Greenpeace, en esta primera semana ha habido acuerdos importantes, pero demasiados compromisos han sido voluntarios y con frecuencia la letra pequeña incluye grandes lagunas
  • La organización ecologista valora positivamente el acuerdo de 20 países e instituciones financieras para poner fin a las nuevas ayudas públicas directas a los combustibles fósiles para finales del próximo año
  • Las grandes decisiones de la COP26 deben ser coherentes con la ciencia y estar diseñadas para generar confianza. Esto significa no utilizar nuevos combustibles fósiles y aumentar el apoyo a los más vulnerables

En el ecuador de la COP26, la directora ejecutiva de Greenpeace Internacional, Jennifer Morgan, ha resumido el estado de las conversaciones con estas declaraciones:

“Ha sido una mala semana para las empresas de combustibles fósiles, pero no lo suficientemente mala, y las cosas tienen que empeorar mucho para ellas antes de que termine esta COP si queremos que Glasgow sea un éxito. Hemos visto algunos anuncios importantes, pero demasiados compromisos han sido voluntarios y con demasiada frecuencia la letra pequeña incluye grandes lagunas. El objetivo no ha cambiado, es 1,5ºC, y aunque estamos más cerca de lo que estábamos, aún queda mucho camino por recorrer”.

“El liderazgo en esta COP ha venido de los jóvenes activistas y de las llamadas naciones vulnerables al clima, mientras que muchos líderes de países más grandes y ricos aún no han dado un paso al frente. El polvo mágico de estas COP suele ser la confianza, que es lo que puede desbloquear las conversaciones, y la forma de crearla en la segunda semana es lograr avances en los 100.000 millones de dólares anuales de financiación prometidos, en la adaptación y en las pérdidas y daños. Como dijo la primera ministra de Barbados, Mia Mottley, los países aquí en Glasgow tienen que “esforzarse más”.

“Más de 20 países e instituciones financieras acordaron en Glasgow poner fin a las nuevas ayudas públicas directas a los combustibles fósiles para finales del próximo año, mientras que el compromiso de la India en materia de energías renovables para 2030 fue el tipo de sorpresa que puede incitar a otros a actuar. El llamamiento del Foro sobre la Vulnerabilidad Climática para que los países asuman compromisos climáticos anuales, en lugar de cada cinco años, es un gran paso que debe tener tracción en la segunda semana”.

“El lavado verde está resultando previsiblemente insidioso, especialmente el impulso para promover la compensación. Pero los estafadores están siendo denunciados en voz alta y clara, tanto dentro como fuera del centro de convenciones, especialmente por los pueblos indígenas que protegen el 80% de la biodiversidad del planeta. El nuevo Grupo de Expertos del Secretario General de la ONU abordará el “déficit de credibilidad y el exceso de confusión” sobre las compensaciones. Es una buena noticia”.

“Las grandes decisiones de la COP26 deben ser coherentes con la ciencia y estar diseñadas para generar confianza. Esto significa no utilizar nuevos combustibles fósiles y aumentar el apoyo a los más vulnerables. El objetivo de 100.000 millones de dólares de financiación para el clima, con más dinero encima, está atrasado, mientras que hay que descifrar el hueso innecesariamente duro de la adaptación. Estamos aquí en Glasgow porque hay vidas en juego. La próxima semana es una prueba para la humanidad y un momento para actuar”.

Información detallada

Dentro y fuera de la COP, las voces de los países y las comunidades más afectadas por los impactos de la crisis climática se alzan y exigen la actuación de los líderes mundiales.

  • Jóvenes activistas de Namibia, Uganda, Bangladesh y México llegaron a la COP a bordo del barco de Greenpeace, el Rainbow Warrior, para decir a los líderes “dejen de fallarnos”.
  • El Foro de Paises Vulnerables Climáticos lanzó un Pacto de Emergencia Climática de Glasgow y ha exigido a los países que empiecen a asumir compromisos climáticos cada año, en lugar de cada cinco, y que aumenten el apoyo a los países en desarrollo.
  • Los líderes mundiales de estas naciones están haciendo declaraciones contundentes, como la de la Primera Ministra de Barbados, Mia Mottley, que afirma que “dos grados [de calentamiento] es una sentencia de muerte” para las naciones insulares y que no financiar la adaptación al clima es “inmoral”.
  • Líderes de la Red Ambiental Indígena y de Acción Climática Indígena se han pronunciado en contra de la compensación de carbono, describiéndola como una falsa solución que está destruyendo a las comunidades indígenas y que da a los contaminadores una excusa para seguir contaminando.
  • Comunidades indígenas, científicos, Greta Thunberg y ONG protestaron contra un nuevo grupo de trabajo, respaldado por empresas de combustibles fósiles como Shell y BP, que pretende ampliar radicalmente la compensación de emisiones de carbono.

Esto está aumentando la presión política sobre las naciones más ricas del mundo, con la mayor responsabilidad histórica sobre las emisiones, para que aumenten su ambición y sus compromisos tangibles sobre la mitigación del clima, el apoyo a la adaptación y la financiación, en línea con el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento a 1,5 grados.

Hasta ahora, se han enviado algunas señales fuertes en torno a la eliminación de los combustibles fósiles, y los nuevos compromisos de la India para 2030 fueron más allá de lo esperado.

  • Alineación de la financiación pública internacional con la transición energética limpia: más de 20 países e instituciones financieras acordaron poner fin a las nuevas ayudas públicas directas al sector energético internacional de los combustibles fósiles no modificados para finales de 2022. En su lugar, este apoyo se priorizará para apoyar plenamente la transición energética limpia. Se trata de un paso importante hacia el fin de la era de los combustibles fósiles, sobre todo teniendo en cuenta la escala mundial de la financiación de los combustibles fósiles y el hecho de que Estados Unidos respalda este acuerdo. Para que sea realmente efectivo hay que ver si Australia, Canadá, Japón, Corea, Alemania e Italia han firmado. Los países deben asumir compromisos nacionales vinculantes para poner fin inmediatamente a todos los nuevos proyectos de combustibles fósiles, ya sea a través de la financiación en el extranjero, la concesión de licencias nacionales o la concesión de permisos.
  • India – El primer ministro Narendra Modi hizo más de lo esperado y se comprometió a aumentar los objetivos de energía renovable, reducir la intensidad del carbono y la emisión neta cero para 2070, lo que Greenpeace India calificó como “en general, la dirección correcta de viaje”. Pero los activistas instaron a Modi a ir más allá para que el sistema energético de la India esté alimentado en un 50% por fuentes renovables para 2030.

Pero mientras los líderes quieren pregonar sus esfuerzos, la mayoría de los otros compromisos hasta ahora han sido pequeños pasos y faltan más compromisos sustanciales.

  • EE.UU. – Como mayor emisor histórico, se requiere nada menos que una acción ambiciosa por parte de EE.UU. para reducir significativamente las emisiones durante la próxima década. Sin embargo, la principal contribución del Presidente Biden a la COP ha sido hasta ahora una asociación con la UE para reducir el 30% de las emisiones de metano para 2030. Aunque es importante, dada la potencia de este gas de efecto invernadero, no constituye un plan transformador para cumplir el objetivo climático de Estados Unidos para 2030. Estados Unidos tendrá que presentar muchos más planes tangibles y vinculantes para reducir las emisiones, eliminar las subvenciones a los combustibles fósiles e invertir en infraestructuras verdes durante la próxima década para poder reclamar realmente el liderazgo climático en la escena mundial.
  • China – Antes de la COP, se esperaba que el presidente Xi Jinping anunciara un pico de emisiones nacionales antes de 2025, junto con el compromiso de reducir el uso del carbón en su sistema energético, pero el hecho de no haber hecho ninguna de las dos cosas es obviamente una gran decepción.
  • UE – A pesar de que le gusta reivindicar el liderazgo climático, la UE está adoptando un enfoque conservador en las negociaciones, en lugar de encabezar una mayor ambición en los debates sobre el texto final del Acuerdo de Glasgow. Su falta de apoyo a la declaración de la Coalición de Alta Ambición (HAC) es especialmente decepcionante. La UE debe reforzar urgentemente su apoyo a la posición de la HAC y aumentar el apoyo a la adaptación de las naciones más vulnerables, tanto por una cuestión de principios como si queremos tener una oportunidad de desbloquear la política para conseguir un resultado exitoso.
  • Australia – Ha sido objeto de críticas después de que Greenpeace revelara que tres cuartas partes de los proyectos “significativos” de ayuda climática de Australia en el Pacífico no mencionan el cambio climático.
  • Rusia – Putin no asistió a la Cumbre de Líderes Mundiales, pero Rusia aprobó una débil estrategia de desarrollo con bajas emisiones de carbono, sin comprometerse a lograr la neutralidad del carbono para 2050 y haciendo hincapié en el aumento de la absorción de las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de los ecosistemas gestionados, con mínimas reducciones previstas en los principales sectores de la economía.
  • Reino Unido – Se han establecido planes para introducir regulaciones climáticas para el sector financiero, pero los compromisos de cero neto a nivel de empresa todavía no serán obligatorios, y las normas parecen permitir un amplio margen de maniobra para que las instituciones financieras continúen con su negocio como de costumbre, en lugar de “recablear” el sistema como afirma el Canciller.

Los acuerdos políticos paralelos han dado un cierto impulso a la acción, pero en su mayoría son acuerdos voluntarios, de muy baja ambición, que contienen pocos planes tangibles para lograr reducciones ambiciosas de las emisiones en la práctica.

  • Financiación del clima: ha habido mucha música de ambiente en torno a posibles nuevos compromisos para cumplir la promesa de una década de 100.000 millones de dólares al año de las naciones más ricas a los países menos desarrollados, pero los compromisos simplemente no dan suficientes detalles para decir con confianza que se cumplirá el nuevo objetivo. Todavía se necesita mucha más ambición, además de garantizar que al menos el 50% de las contribuciones se destinen a la adaptación, así como transparencia sobre la naturaleza de los compromisos actuales de los distintos países.
  • Bosques: los gobiernos firmaron un acuerdo voluntario para dar luz verde a otra década de destrucción de los bosques, tras años de promesas fallidas en esta materia. Faltan políticas concretas para cumplir las promesas de deforestación cero y protección de los derechos de los indígenas, y hay grandes interrogantes en torno a la nueva financiación prometida. La directora ejecutiva de Greenpeace Brasil, Carolina Pasquali, declaró: “Hay una muy buena razón por la que Bolsonaro se sintió cómodo firmando este nuevo acuerdo. Permite otra década de destrucción de bosques y no es vinculante”. El propio acuerdo también se ha visto socavado después de que la ministra de Medio Ambiente de Indonesia lo calificara de “inapropiado e injusto”, a pesar de que su país lo firmó dos días antes.
  • Metano – Algunos líderes firmaron un compromiso para reducir el metano en un 30% para 2030, en un intento de detener las fugas de los pozos de petróleo y gas. Esta iniciativa debe ser el comienzo y no el final de la ambición de reducir este potente gas de efecto invernadero, que tiene un potencial de calentamiento 28 veces superior al del CO2. El compromiso no descartó por completo los nuevos combustibles fósiles, a pesar de que los científicos y expertos en energía de todo el mundo concluyeron que esto es necesario para limitar el calentamiento a 1,5 grados, y no abordó la agricultura industrial de la carne y los productos lácteos, que impulsa las emisiones de metano.
  • Asociación para la Transición Justa – Firmada entre Francia, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos y la UE, para apoyar una transición justa hacia una economía baja en carbono y una sociedad resistente al clima en Sudáfrica. Greenpeace África lo acogió con satisfacción, pero advirtió del riesgo de que los fondos se utilicen para apoyar los intereses de los combustibles fósiles. Thandile Chinyavanhu, responsable de la campaña de clima y energía de Greenpeace África, advirtió: “Ahora más que nunca, la seguridad debe seguir a nuestro gobierno para garantizar que estas finanzas sirven para su propósito designado y no son saqueadas por nuestros buscadores de rentas sin escrúpulos”.
  • Alianza Financiera de Glasgow para la Red Cero (GFANZ) – Una actualización del gobierno del Reino Unido afirmó que “más de 130 billones de dólares -el 40% de los activos financieros del mundo- se alinearán ahora con… el Acuerdo de París, gracias a los compromisos climáticos de las empresas de servicios financieros”. Sin embargo, aunque reconoce la importancia de la reducción de emisiones a corto plazo hasta 2030, esta iniciativa voluntaria no contiene ninguna obligación de acabar con la financiación de los combustibles fósiles ni de reorientar las finanzas hacia soluciones climáticas, da a los bancos hasta 2025 para revelar sus planes de transición y no descarta la compensación. Entre los miembros de la Alianza se encuentran los 13 principales bancos que financian los combustibles fósiles en el mundo desde el Acuerdo de París. En 2020, 39 bancos de la Net Zero Banking Alliance (una iniciativa subsidiaria bajo la bandera del GFANZ) proporcionaron un total de 575.000 millones de dólares en préstamos y suscripciones a la industria de los combustibles fósiles.
  • Agenda de Avances – lanzada por el Reino Unido con más de 40 líderes mundiales, con el objetivo de coordinar a los países y a las empresas para desplegar tecnología limpia y asequible para 2030. Aunque la iniciativa es buena en principio, no contiene políticas, planes o compromisos tangibles para su aplicación, y no está claro si se descartarán las actividades destructivas para el medio ambiente, como el uso intensivo de pesticidas.
  • Declaración de la Transición Global del Carbón a la Energía Limpia y Powering Past Coal Alliance: 40 países y algunos bancos se han comprometido a eliminar el carbón. Para los países más ricos la fecha de finalización es la década de 2030 (o tan pronto como sea posible después), para otros es 2040 (o tan pronto como sea posible después). Los nuevos firmantes más destacados son Vietnam, Egipto y Ucrania, dado el papel del carbón en sus economías. Esto es una prueba más de que el carbón está muriendo y de que su fin está a la vista. Pero sin Estados Unidos, Australia, China e India sigue existiendo el peligro real de que el final no llegue lo suficientemente pronto. La fecha límite de 2030 o tan pronto como sea posible para los países más ricos también ofrece una laguna. Por ejemplo, la fecha prevista por Alemania para el fin del carbón es 2038 -demasiado tarde-, pero sin embargo se sintieron capaces de firmar este acuerdo porque está en la década de 2030 o incluso más tarde. Por lo tanto, se ha dado un fuerte giro a este asunto, pero incluso teniendo en cuenta esto, siguen siendo malas noticias para el carbón.

NOTA: la advertencia “o tan pronto como sea posible después” no se incluyó en el comunicado de prensa del gobierno del Reino Unido y sólo se reveló posteriormente a través de una filtración. Al comentar el modo en que la Presidencia británica está gestionando los anuncios de la conferencia, Jennifer Morgan, directora ejecutiva de Greenpeace Internacional -una de las pocas personas que ha estado en todas las COP a lo largo de un cuarto de siglo-dijo:

“La mayoría de los gobiernos anfitriones hacen sus pinitos en la gestión de los medios de comunicación, pero la estrategia de comunicación del Reino Unido en Glasgow es algo diferente. Parece diseñada para reducir la transparencia y la integridad, con anuncios programados para aparecer en las portadas de los periódicos británicos, en lugar de trabajar para los medios de comunicación mundiales. Parece que hay un intento deliberado de obstaculizar el escrutinio en tiempo real de acontecimientos extremadamente importantes.

“En realidad, queremos encontrar cosas que celebrar aquí, pero es difícil cuando hay una preocupación constante de que se está jugando con todo el mundo. El desaire en torno al anuncio del carbón es un caso perfecto. Había una historia razonablemente buena que contar, así que hay que contarla directamente en lugar de alimentar el cinismo”.

¿Qué sucede después de que los líderes se hayan ido?

Ahora comenzarán las negociaciones sobre el texto del acuerdo oficial que saldrá de Glasgow. Queda mucho por hacer, dada la creciente presión política de los países y comunidades más afectados por la crisis climática.

Aún por llegar – El texto oficial del Acuerdo de Glasgow de la COP26 debe mantener el objetivo de limitar el calentamiento a 1,5 grados. Todo lo que no sea eso sería un completo fracaso y una dejación de responsabilidades por parte de los líderes mundiales. Greenpeace abogará por el progreso en las siguientes áreas clave:

Las propuestas del artículo 6 para los mercados mundiales de carbono son una estafa y no funcionan.

Las normas del Acuerdo de París deben evitar que se creen lagunas que permitan a los emisores eludir la descarbonización conforme al 1,5℃. Para las negociaciones del artículo 6, esto significa que no hay mercados de compensación de carbono. Los créditos de carbono podrían generarse, por ejemplo, plantando árboles o comprando bosques existentes, como forma de “compensar” un proyecto de energía sucia en el otro lado del mundo. Pero la compensación no impide que el carbono entre en la atmósfera y caliente nuestro mundo, sino que lo mantiene fuera de los libros de contabilidad de las empresas o gobiernos responsables. En su lugar, el artículo 6 debe establecer normas estrictas que impulsen la aplicación del Acuerdo de París a través de la cooperación internacional. Los gobiernos deben comprometerse a trabajar juntos para apoyar de forma equitativa la mitigación y la adaptación con la provisión de una serie de medidas de aplicación, incluyendo la financiación, la transferencia de tecnología, el intercambio de conocimientos y la creación de capacidades.

Combustibles fósiles: eliminar, desfinanciar y perseguir una transición justa hacia las energías renovables.

El texto del Acuerdo oficial de Glasgow de la COP26 debe reflejar la necesidad de una acción real para empezar a eliminar los combustibles fósiles. Esto significa que no hay nuevos proyectos, ni nueva financiación, ni apoyo público a los proyectos existentes, que deben ser eliminados casi por completo para 2050. La eliminación del carbón debe ser prioritaria y lo más rápida posible. Presionaremos para que el texto de la decisión final de la COP26 mencione a los combustibles fósiles como los principales culpables de la emergencia climática, y se comprometa a una financiación adecuada para apoyar a las naciones menos desarrolladas a aumentar la capacidad de energía renovable.

Finanzas: cumplir la promesa de 100.000 millones de dólares al año, y más.

Queremos que los países desarrollados se presenten en la COP26 con nuevos fondos y un plan sólido, transparente y basado en las necesidades que muestre cómo se cumplirán los 100.000 millones de dólares anuales durante los próximos cinco años. Pedimos que el objetivo posterior a 2025 se base en las necesidades y en la ciencia, con hitos claros que vayan más allá de los 100.000 millones de dólares anuales, y que se amplíe el programa de financiación a largo plazo. También hay que comprometerse a apoyar a los países menos desarrollados con las pérdidas y daños causados por la emergencia climática.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: